Suelo pélvico y Crossfit

Parece contradictorio la práctica de un deporte hiperpresivo con el hecho de querer protegerse el suelo pélvico. En realidad se puede minimizar el impacto de la presión intraabdominal si este tipo de actividades físicas se realizan con plena consciencia. Es decir, primero prevención, segundo durante la actividad protegiéndote la zona perineal y limitando el peso o carga. Y es más, precisamente hacer un deporte más presivo que otros nos dá la oportunidad de tomar acción y gestionar mejor la presión abdominal en el día a día, trabajando con ejercicios específicos para fortalecer la zona. Hace falta estar bien informado y hacerlos correctamente.

Primero detectar qué deporte se está practicando, si ejerce mucha presión intraabdominal o no. Por ejemplo, deportes con impacto o altas cargas de peso: carrera a pie, crossfit, saltos de trampolín, baloncesto, halterofília, gimnasia rítmica, etc.

Lo más sencillo sería dejar de hacerlos, ¿verdad? Pero entonces ya tendríamos la excusa perfecta para no hacer ni una cosa ni la otra, ni deporte ni cuidarnos suelo pélvico.

Pues de eso nada!!, y ¿sabéis por qué? Pues porque no tenemos el por qué dejar de hacer lo que más nos gusta, sólo hacerlo con consciencia y utilizar la técnica adecuada. Y es más, en el día a día también hay acciones que pueden ejercer mucha presión dentro del abdomen. Por ejemplo, el mismo peso de las vísceras, las inspiraciones (contraen el diafragma y presionan vísceras hacia abajo), la posición de la persona (de pie el efecto de la gravedad/presión es mayor). Y también algo tan cotidiano como estornudar, o defecar o miccionar haciendo fuerza. En una persona que no practica ejercicios hipopresivos, estas acciones totalmente incontroladas pueden producir tanta presión como saltar repetidas veces y caer al suelo a “plomo”.

La hiperpresión abdominal al esfuerzo aumenta de forma diferente para cada persona, según su morfología, resistencia de las vías respiratorias y tipo de esfuerzo.

La imagen derecha pertenece al suelo pélvico de una persona que NO trabaja ni sabe gestionar la presión intraabdominal. La imagen izquierda corresponde a un suelo pélvico trabajado y saludable.

Actualmente, a parte de practicar Hipopresivos a diario (con 15′-20′ basta, o juntarlos en 3 sesiones semanales de 40′), durante la actividad física (correr, crossfit, entreno funcional) de manera refleja se activan mi faja abdominal y periné. Al principio de la práctica de HP las activaciones eran voluntarias. A base de trabajarlo, se vuelven involuntarias. Los innumerables beneficios ya los he explicado en un post anterior: https://rociodelgadowellnesscoach.wordpress.com/2019/04/28/el-metodo-hipopresivo-de-marcel-caufrie

Para que te hagas una idea: cuando empecé a practicar HP, mientras hacía ejercicios con kettlebell de 20kgs, me concentraba en activar toda la zona perineal y en coordinar mis respiraciones para minimizar el impacto de la carga. Lo que hago es coger poco peso y aumentar la frecuencia o velocidad del ejercicio. ES TOTALMENTE INNECESARIO COGER MUCHO PESO!!!!

Aquí dejo un VÍDEO, de estar por casa :P, con dos ejercicios muy básicos para iniciarse en la práctica de Hipopresivos: https://youtu.be/X0UltmxMWC4

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: