Aditivos = kk

Ya he hecho algunos comentarios sobre los aditivos alimentarios. Mucho ojo con ésto, porque nos los “meten” con calzador en miles de productos de consumo, y la mayoría de ellos son muy perjudiciales para la salud.

Por ejemplo, algunas galletas saladas o tostadas de pan contienen un aditivo muy peligroso, el E-320 (BHA).  Es un derivado del petróleo, y potencialmente cancerígeno. Se ha prohibido su utilización el algunos países. En dosis elevadas favorece la proliferación anormal de células en el tubo digestivo.

Y las galletas dulces, en su mayoría, si os fijáis, no suelen mencionar todos los códigos de los aditivos pero sí su descripción. Y fijaros bien que el orden de los ingredientes determina la cantidad de cada uno de ellos, yendo de mayor proporción a menor, a medida que se van enumerando. El AZÚCAR (refinada, por supuesto) siempre es de las primeras de la lista. Y suelen incluir aceites vegetales, cometidos a altas temperaturas (considerados pro inflamatorios y pro cancerígenos).

Para tenerlo un poco más claro, ahí va una tabla sobre la clasificación de los aditivos actuales:

En esta tabla vemos el tan conocido Glutamano monosódico (del E-620 al E-625) que se utiliza actualmente para potenciar el sabor de alimentos. Actualmente en la UE se permite hasta 10gms de este aditivo por kg de alimento, y en los sustitutos de sal, sazonadores y condimentos no existe limitación. Según la EFSA (autoridad europea de seguridad alimentaria), este aditivo excede no sólo las dosis “seguras” (yo lo pongo entre paréntesis), sino las dosis asociadas con efectos adversos en humanos. :O  Algunas personas sensibles a este aditivo, en una sola comida de una dosis alta podrían experimentar cefalea (dolor de cabeza). Si la dosis fuera muy alta, o la exposición muy prolongada en el tiempo, se asocia a aumento de la presión arterial y niveles de insulina.

EJEMPLOS:  galletas saladas, platos precocinados, sopas y caldos instantáneos, salsas, carnes y productos cárnicos, sazonadores, condimentos y suplementos alimenticios.

Un inciso: ¿os acordáis hace unos 20 o 25 años cuando nuestros padres compraban el pan de molde? ¿verdad que si duraba más tiempo de lo normal en la bolsa, aparecía moho? Pues ahora unas rebanadas de pan de molde pueden estar MESES intactas. Este es uno de los ejemplos claros de que con el paso de los años (y el aumento de la super población, y la avaricia de algunos muchos empresarios) han ido añadiendo aditivos a la comida, bien para conservarla, bien para hacerla más atractiva a la vista del consumidor, bien para disminuir costes, bien para ir menguando esta super población que somos (esto es una opinión mía, por supuesto).

También se añaden aditivos tóxicos a envases de los alimentos, mayormente a latas de conservas y plásticos. En este caso actúan modificando las características, haciendo el plástico menos inflamable, resistente a la luz, menos flexible o coloreados. Estos aditivos por ejemplo son lubricantes, colorantes, nucleantes, antiestáticos, etc. El conocido BHT (E-321) se utiliza tanto en alimentos como en plásticos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Y éste es un antioxidante sintético procedente del petróleo. Y para más inri, se utiliza casi siempre mezclado con el BHA (E-320) que he comentado antes, puesto que mutuamente potencian sus efectos . Es soluble sólo en grasa, no en agua, y se utiliza en repostería, panes, sopas instantáneas, etc. Su utilización está autorizada en la mayoría de los países (UE y EEUU entre ellos), pero no en otros, como Japón.

¿Por qué razón no se nos alerta de esto en los medios de “incomunicación” de masas (TV)? La respuesta es obvia, y he dado mi opinión antes. Aunque hayan algunas publicaciones donde aseguran que la tendencia mundial es la reducción de estos aditivos potencialmente peligrosos para la salud humana, ¿quién puede asegurarlo? ¿y si así fuera, quién podría creerlo?

Lo que es cierto es que hace mucho tiempo que juegan con nuestra salud. En el supermercado, todos los alimentos que se comercializan provienen de unos pocos suministradores, que son los que controlan la industria alimentaria MUNDIAL. Y es una cadena imparable. Pero podemos intentar auto abastecernos, cocinar en casa, evitar los productos venenosos, comprar sólo productos locales (para asegurarnos de que son frescos, sin aditivos o mínimos y vegetarianos -> curcumina (E-100), clorofila (E-140), carotenoides (E-160), sorbato de calcio (E-203), por ejemplo)).

La Organización de Consumidores y Usuarios ha realizado un estudio sobre este tema. Ahí va un link con parte de la información del estudio:

https://www.ocu.org/site_images/30_fichas_alimentacion/PDF/8aditivos.pdf

Y en el siguiente link encontraréis información muy importante y más detallada acerca de los aditivos y su clasificación:

https://e-aditivos.com/

 

Si te quieres bienestar y preservas tu salud y la de los tuyos, no dejes de echarle un vistazo a esta información. Realmente es muy fácil cambiar hábitos, sólo hemos de quererlo. 

!!!!SIEMPRE INTENTA LEER LAS ETIQUETAS DE LO QUE COMPRAS!!!!

!!!!INTENTA COMPRAR PRODUCTO LOCAL!!!!

!!!!EVITA AL MÁXIMO LOS ENVASES DE PLÁSTICO (DE CUALQUIER TIPO), MEJOR COMPRA A GRANEL!!!!

!!!!EVITA LOS ALIMENTOS AZUCARADOS, SALADOS Y PROCESADOS!!!, NO TE DEJES ENVENENAR!!!! 

!!!!SON TOTALMENTE INNECESARIOS LOS ADITIVOS NOCIVOS!!!! 

!!!!CUIDEMOS A LAS NUEVAS GENERACIONES, NO PERMITAMOS UNA SOCIEDAD MÁS ENFERMA!!!!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: