Añadir antioxidantes a la dieta

Un antioxidante es una molécula capaz de retardar o prevenir la oxidación de otras moléculas. Las reacciones de oxidación pueden producir radicales libres que comienzan reacciones en cadena que dañan las células.

Un radical libre es una especie química que se puede formar en la atmósfera por radiación y en los organismos vivos por el contacto con el oxígeno (respiración), y actúan alterando las membranas celulares y atacando el material genético de las células: el ADN (genes), las proteínas y los lípidos o grasas (“oxidación”).

Cuando los radicales libres se encuentran presentes en el organismo en cantidades adecuadas, aportan beneficios como combatir bacterias y virus, regular la estructura y función de las proteínas, controlar el tono muscular, etc.

Sin embargo, con el paso de los años, la alteración genética que producen los radicales libres se traduce en la disminución del número de mitocondrias (órganos celulares encargados de suministrar energía para la actividad celular), produciendo el envejecimiento, además de problemas en el sistema cardiovascular y en el sistema nervioso.

Y qué favorece que aumenten los radicales libres? Qué hay que evitar en cualquier caso? Pues lo siguiente:

  • La polución.
  • El consumo de tabaco.
  • El consumo de alcohol.
  • Las dietas ricas en grasas.
  • Exposición excesiva a las radiaciones solares.
  • Tomar aceites vegetales refinados, pues al ser sometidos a altas temperaturas, contienen radicales.
  • El estrés.

Se neutraliza o ralentiza este proceso combatiéndolo con los antioxidantes, existentes en algunos alimentos.

Hay antioxidantes:

  • Endógenos: proteínas del organismo que dependen de minerales como: cobre, hierro, zinc, magnesio y selenio.
  • Exógenos: provienen de la dieta, lo cual podemos controlar añadiendo alimentos con vitamina A, C, E, y los minerales antes indicados.

Estos son algunos alimentos MUY RECOMENDABLES a añadir a nuestra dieta diaria:

Antioxidantes Alimentos
Allicina es la sustancia que le da al ajo su aroma y sabor. Científicos israelíes han conseguido eliminar tumores malignos en ratones a partir de esta sustancia que se encuentra en el ajo. Ajo
Ácido elágico con propiedades antioxidantes y hemostáticas. En algunos países se utiliza como suplemento alimentario atribuyéndole propiedades antitumorales. Fresas, Frambuesa, Cerezas, Uvas, Kiwis, Arándanos, Bayas
Antocianos es un grupo de pigmentos flavonoides hidrosolubles (glucósidos) que están en solución en las vacuolas de las células vegetales de frutos, flores, tallos y hojas. Uva, Cerezas, Kiwis, ciruelas
Capsicina además, de un poderoso antioxidante, investigaciones recientes han revelado que podría desnutrir las células cancerígenas antes de que éstas causen ningún tipo de problemas. Pimientos, Chiles, Ajíes, Cayena
Carotenoides Los alfa y beta carotenos son precursores de la vitamina A y actúan como nutrientes antioxidantes. Son los únicos carotenoides que se transforman en cantidades apreciables de vitamina A. Zanahoria, tomate, naranja, papaya, lechuga, espinacas
Catequinas El té verde según las últimas investigaciones es clave por su alto contenido en catequinas y polifenoles, que actúan como antioxidantes y activadores del metabolismo. Té verde, Cacao
Cinc, Cobre …azufre, selenio y manganeso… para la piel y buenos antioxidantes en general… el cinc puede llegar a ser hasta afrodisiaco según algunas fuentes. Gérmenes de trigo, levadura de cerveza, cangrejo, pipas calabaza o girasol, ostras, carne, legumbres, Frutos secos, cereales, cacao
Compuestos sulfurados compuestos órgano-sulfurados que inhiben la carcinogénesis química inducida provocada por algunas substancias. Ajo, cebolla, puerro, cebolletas
Coenzima – Q Mucho más que un antioxidante, pieza clave del metabolismo celular. Carne, vísceras, pescado, sardinas, cacao
Hesperidina también con acción diurética y antihipertensiva de la hesperidina. Cítricos: naranja
Isotiocianatos pueden suprimir el crecimiento de tumores mediante el bloqueo de enzimas. Coles, brócoli, calabaza, mostaza, nabos, berros
Isoflavonas se relaciona como aliado contra enfermedades cardiovasculares, osteoporosis y de cánceres dependientes de hormonas como el de mama. Soja y derivados. En mucha menor cantidad: té verde, guisantes, lentejas, garbanzos cacahuetes
Licopeno responsable del característico color rojo de los tomates. Tomate (casi en exclusiva)
Quercetina es un potente antioxidante, encontrado en una gran variedad de frutas y vegetales. Uvas, cebolla roja, brócoli, manzanas, cerezas, té verde, vino tinto
Taninos también muy potentes para limpiar nuestras arterias (consumo moderado de vino tinto). Vino tinto, uvas, lentejas
Zeaxantina agudeza visual. Maíz, espinacas, calabaza
Vitamina C Junto con la vitamina E los dos clásicos con muy potente capacidad antioxidante. Kiwi, cítricos, piña, tomates, brócoli, alfalfa germinada, pimientos, espinacas
Vitamina E La vitamina E es el clásico antioxidante que protege a las células de agresiones externas del tipo: contaminación, pesticidas, humo del tabaco. Nueces, aguacate, maíz, aceites vegetales, germen de trigo, cereales

One Comment on “Añadir antioxidantes a la dieta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: